S?bado, 05 de marzo de 2011

QUO VADIS, TEV??

LA LIBIA DEMUAMAR

Los dudosos indicadores de audiencia juran que el canal Encuentro tiene 1 punto de raiting frente a los 30-40 de las jubilosas emisiones de ?Bailandopor un sue?o?, ?Gran Hermano? y sus repetidoras: Rial, Canosa, Susana Rocasalvo, Casela, etc?

Una explicaci?n simple y en un nivel superficial dir?a que los argentinos que usamos cable somos tilingos. Porque quien paga para obtener basura, o tiene el s?ndrome de Di?genes, o le bailan piojos en la azotea.

Pero hay otras explicaciones que buscan dar respuestas no tan simples a este fen?meno de fuga de cerebros ala hora de ver TV.

Es verdad que el ?discurso? de los canales culturales es infinitamente m?s complejo que las calumnias que se dedican mutuamente los personajes de la far?ndula. Cualquiera puede entender f?cilmente el catarro despectivo de los S?ller, las guerras entre vedettes y las trampas adulterinas de galanes y figuras. Pero tratar de entender qu? es un acelerador de part?culas, no es tan simple. Ni siquiera es simple saber qu? es una part?cula, para no hablar de la historia de la civilizaci?n, los avances de la biolog?a, las ideas filos?ficas o pol?ticas comparadas en la sociedad. Todo esto requiere un arsenal de conceptos previos sin los cuales resulta casi imposible hablar de t? a t? con el televisor. Pero entonces estamos en una trampa: mirando a Tinelli jam?s tendremos el m?nimo elemento para entender eso que la mayor?a de chinos e ingleses entiende y les hace ocupar los primeros puestos en el mundo.

Algunos analistas dicen que los programas de chismes y la TV-trash?hablan un supuesto ?lenguaje del pueblo? al que perciben b?sicamente como una especie de gran conventillo al que se agregan millonarios ostentosos, sentimentalismo de culebr?n, seres extra?os sin grandes ideas y todo un reparto de roles sociales atrabiliarios y distorsionados. Eso es el ?pueblo? para ellos, y como la TV berreta habla el lenguaje popular, la identificaci?n masiva genera amor a primera vista. Y fidelidad, que es m?s dif?cil de sostener en el tiempo.

Creo que es un buen tema para conversar en tre amigos/as o en familia, mucho mejor que seguir el juego de difundir el chisme del chisme porque la vida privada puede ser muy divertida, pero no aporta nada a la nuestra.

Ignoro por qu? razones un l?der de inteligencia tan brillante como Fidel Castro Ru?z defienda el r?gimen de un desequilibrado mental como Ghadafi. Basta leer el ?Libro Verde? para darse cuenta que la ?Revoluci?n libia? ni es revoluci?n ni puede representar a ning?n pueblo con un gramo de dignidad. Que Ghadafi sea un exaltado enemigo de EEUU no justifica que los otros pa?ses, que tampoco admiramos a EEUU, nos pongamos a aplaudir a cualquier payaso como Ghadafi, d?spota, sanguinario y cruel con su mismo pueblo al que est? masacrando a la vista de todos/as.

Libia, como el Paraguay de Stroessner, mantuvo un ominoso ?manto de silencio? de puertas afuera. Todo estaba rigurosamente controlado por el ?l?der? y la repartija de prebendas y castigos funcionaban como un perfecto engranaje de concentraci?n de poder. Si en 40 a?os ese poder hubiese conseguido los casi nulos niveles de analfabetismo y los altos niveles salud de Cuba, yo ser?a el primero en reconocerlo, pero no. Fueron 4 d?cadas perdidas en la m?s oscura bestialidad de una familia (la de Ghadafi) que manej? el pa?s como los caudillos del siglo XIX manejaron la provincia de Corrientes: como si fuese una estancia de su exclusiva propiedad.

?

Alejandro Bovino Maciel

http:// alebovino.blogspot.com/


Publicado por talomac @ 21:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios