Viernes, 23 de julio de 2010

LA NOVELA DE LOS MACRI??

?

Y LA VIRGEN ARRESTADA

?

?

Confieso que me sorprendi? hallarme repentinamente con el culebr?n pol?tico~familiar de Franco y Mauricio. Que 400 millones de d?lares representen una cifra por la que un empresario es capaz de vender a su madre al contado, no resulta extra?o. Que los negocios de Franco, un neoliberal de pura cepa, cabalguen al comp?s de buenas relaciones con el Gobierno nacional, la China y el holding empresario, tampoco es una sorpresa. Pero el cruce medi?tico ?de apreciaciones paterno-filiales acerca de sus mutuas capacidades (?no sirve para nada, es un harag?n?, Franco dixit), cruza un poco la barrera del sonido.

El Jefe de Gobierno est? en su peor momento, s? que es un truismo decirlo, pero tal vez la situaci?n vaya empeorando con el paso del tiempo; el pedido de auto-juicio pol?tico no parece prosperar y de todos modos, tampoco afecta el curso de la instancia judicial que lo acorral? detr?s de una muralla tan s?lida como vayan apareciendo pruebas: el aparato de espionaje montado desde el Gobierno de la Ciudad Aut?noma como si fuese una dependencia anexa, el frondoso prontuario del Jefe de la Polic?a Metropolitana que designara, y por ?ltimo, haber escogido un esp?a que se llama Ciro, como si fuese un nombre f?cil de ocultar. Si no hay malicia, la torpeza raya con el absurdo; mientras tanto la administraci?n de la CABA seguir? atravesando torbellinos, par?lisis de obras p?blicas (aunque, dig?moslo, tampoco se echaron a rodar con este grupo de operaciones gubernamentales?) y todo perjudica a esta Buenos Aires que, como dec?a Borges, ser?a ?tan eterna como el agua y el aire?. ?

A pedido del licenciado Estrada doy a conocer un episodio de la historia que hall? investigando sobre Mariano Moreno para escribir la novela. Sucedi? en La Paz (Bolivia), el 16 de julio de 1809.

Varios criollos organizan un mot?n para derrocar a las autoridades espa?olas que gobernaban en nombre de Fernando VII a quien Napole?n hab?a sacado del trono casi a patadas para poner en su sitio a su hermano Jos? Bonaparte (Pepe botellas), como sutedes recordar?n, esto produjo un vac?o de poder? ya que Am?rica era posesi?n personal de los reyes de Espa?a, y no habiendo reyes de Espa?a, la soberan?a era devuelta al pueblo, por lo que ?ste, organizando una junta gubernativa (como sucedi? en nuestro Cabildo un a?o m?s tarde) adquir?a el derecho pleno a gobernarse por s? mismo.

En La Paz, los revolucionarios Gregorio Garc?a Lanza, Juan Indaburu y el cura Jos? Medina deponen al gobernador y forman una Junta Tuitiva formada por criollos. Reaccionan violentamente los funcionarios espa?oles pero poco? a poco los van venciendo hasta que queda como ?ltimo baluarte de la reacci?n el obispo Remigio de La Santa Ortega. L

os caudillos revolucionarios se proteg?an metiendo en la c?rcel a los enemigos pero el obispo s?lo ten?a el recurso de excomulgar a los rebeldes, lo que no era poca cosa porque en 1809 s?lo ten?an posibilidad de gobernar las colonias espa?olas los cat?licos y la excomuni?n aparta al ?sujeto de la confesi?n religiosa.

De La Santa Ortega fue excomulgando sucesivamente a cada uno de los miembros de la Junta, pero como ellos se pusieron bajo la protecci?n de la ?Virgen del Carmen, el obispo de la Santa Ortega no tuvo mejor idea que excomulgar a la Virgen ?por sediciosa y subversiva?. Esto sucedi? el 16 de julio de 1808 (d?a de la Virgen del Carmen) a las 18 horas en La Paz. Las referencias est?n en ?Historia Argentina? Jos? Mar?a Rosa, Tomo 2, cap?tulo II ?Los ?ltimos a?os espa?oles?, Edit. Granda, Brasil, 1967.

?Hace falta agregar algo?

Alejandro Bovino Maciel, julio 2010


Publicado por talomac @ 22:53  | Literatura
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios