Jueves, 03 de septiembre de 2009

SOLTERITA, LA MARITA

.
.
.
 

La señorita Marita

Se me ha quedado soltera,

se le ha perdido el novio

en una esquina cualquiera.

 

Se lo dejó enamorado

esperando a que volviera,

ella fue a comprar helados

él, se quedó en la vereda.

 

Cuando Marita volvió

lo buscó hasta en la cartera,

preguntó a los transeúntes

en inglés, y haciendo señas.

 

Su abuelita le había dicho:

"hay que cuidar la querencia,

porque novio que está solo,

busca enseguida pareja".

 

La señorita Marita

desmayó como alma en pena,

 el corazón le latía

al son de cumbia villera.

 

“Alguien que me diga algo”

rogaba a quien lo quisiera

pidiendo saber del novio

que se perdió en la vereda.

 

Otro cuento hubiese sido

Y su quebranto, zonceras

si en vez de echarse a llorar

se enamoraba de vuelta.

 

Los amores son así

se van apenas que llegan,

uno se queda esperando,

llorando la vida entera.

 

La señorita Marita

Va a cuanta misa se avisa

Con la ropa hasta el tobillo

Viste santos en repisas.

 

Camina como un gorrión

Con vestidito decente

Preguntándose por qué

¡Dejó pasar tanta gente!

 

Médicos y militares,

Comerciantes, hacendados

Abogados e ingenieros

Y hasta un desocupado.

 

Todo lo dejó pasar

Desesperada, esperando

El regreso de su novio

Que perdió por un helado.

 

La señorita Marita

Se nos quedó  bien soltera

Por creer que hay amores

Que duran la vida entera.

 

 

Ay, se quedó tan solita

La señorita Marita.

 

 Ale Maciel & Amanditita Pedrozo, mayo 2009.

orar

 


Tags: Alejandro Maciel, poesía, sin novio, solterona

Publicado por talomac @ 12:54  | Literatura
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por sosa608
Jueves, 15 de octubre de 2009 | 17:58
Muy Bueno!!!!
Te agradezco esta publicaci?n...
Un ciber abrazo!
Te veo en http://senosvadar.blogcindario.com/