Viernes, 06 de febrero de 2009
La trampa del miedo al miedo


Sin duda alguna, las "epidemias" del Tercer Milenio son la ansiedad y la depresión que últimamente se presentan unidas en lo que se llaman cuadros de Depresión ansiosa.
La ansiedad es la expresión corporal de la angustia. La angustia es una patología de la mente, es decir de la programación simbólica que usamos para vivir, trabajar, estudiar, comunicarnos.
Cuesta explicar lo que es una enfermedad mental, la gente asocia inmediatamente la palabra "mente" con cerebro y esto en alguna medida es un engaño. Para comprender bien la diferencia, vayamos a la computación. En informática hay dos grandes campos: el hardware y el software. El primero es el conjunto de piezas físico-mecánicas como la pantalla, el disco duro, el procesador, el teclado. El sofware en cambio es invisible, es el sistema de directivas como Windows o Linus que permiten que el hardware funcione. Si usted compra una computadora flamante que no tiene programas, al darle corriente la pantalla quedará en blanco, usted no podrá ingresar información, no podrá escribir ni una esquela ya que no tendrá un Word disponible. Al revés, usted puede comprar la última versión de Windows pero si no tiene computadora, de nada le servirá ya que el software necesita el soporte físico-electrónico para funcionar, de nada le valdrá el CD con toda la información para ejecutar Windows sin computadora.
El cerebro es el soporte físico, la mente es el sistema operativo. Entonces, cuando decimos "enfermedad mental" no necesariamente significa que el cerebro esté lesionado. Y al revés, hay enfermedades del cerebro que no afectan específicamente la mente aunque siempre tienen consecuencias en ella.
La ansiedad es primariamente una enfermedad mental. Algo en la información y las operaciones cognitivas, se altera. Para compensar la mente busca entre el abanico de posibilidades alguna solución. Como a veces buscamos solución mental a problemas que están fuera de la mente(1), entramos en un círculo que termina originando el huracán que se llama Trastorno de Ansiedad.

En el centro está la angustia que es una sensación desagradable de inquietud, inseguridad y miedo indefinido, es decir, miedo a todo. Cuando la angustia sobrepasa la capacidad de gestión de la mente, pasa al cuerpo a través del sistema nervioso autónomo que regula el funcionamiento automático de la fisiología: latidos cardíacos, presión arterial, frecuencia de la respiración, digestión, evacuación, sueño, tono muscular, orientación en tiempo y espacio.
Cuando tanta angustia transformada en ansiedad pasa a los canales somáticos por medio del sistema nervioso simpático y parasimpático, se alteran todas estas funciones y al aceleramiento del ritmo cardíaco le siguen las taquicardias y las palpitaciones (aumento en la cantidad e intensidad de los latidos del corazón), la opresión del pecho, la sed de aire, suspiros hondos, mareos, diarreas, naúseas....

Estos procesos de turnan y así, quien padece de ansiedad ya sabe que en algún momento tendrá sed de aire, luego retorcijones del abdomen, acidez del estómago, sudor, palpitaciones y sensación de estar atragantado. Pero cuando todos estos síntomas aparecen repentinamente, quien los padece cree que se está muriendo, que tiene un infarto u otra enfermedad muy grave y queda prácticamente paralizado. Los mismo pasó a la ninfa que estando embarazada de un fauno parió al dios Pan que tenía patas de cabra, cuernos de carnero, y pelos de camello en todo el cuerpo. Ese susto mitológico pasó a ser el modelo del "pánico" o miedo intenso y repentino sin motivaciones que ataca a quienes padecen un estado de ansiedad.
Los ataques de pánicos se suceden cada vez más seguido, y aunque duran poco son tan intensos que el enfermo/a no los olvida en todo el día.Con el tiempo, se desarrolla lo que se llama "agorafobia" el temor a salir a la calle, sufrir un ataque y no tener quien ayude.

Todo esto tiene solución con un buen tratamiento inicialmente con psicofármacos y después con una terapia psicológica.

Para algo servimos los psiquiatras, ¿no les parece?

 
 

Tags: angustia psiquiatría, ansiedad, alejandro maciel pánico, crisis de pánico, tratamiento del pánico

Publicado por talomac @ 20:25
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por gabriela8086
Jueves, 06 de agosto de 2009 | 22:01
Buno hace un a?o me diagnosticaron angustia y ansiedad pero segun el los analisis que me hicieron no es necesario que me tratara con psiquiatra.Pero estoy en dudas porque cada ves que me dan las crisis de angustia me queda una sensacion de panico