S?bado, 10 de noviembre de 2012

 

“LOS HIJOS DE ROSAS”, de Alejandro Bovino


Dirección: JORGE GRACIOSI

TEATRO DEL PASILLO, COLOMBRES 35, BUENOS AIRES

VIERNES NOVIEMBRE 21 HORAS, 2012

¿Existe alguna institución más inmoral que el matrimonio?

 

 

Síntesis argumental:


En 2006 un joven fue asesinado por una patota de tres muchachos correntinos en una playa de Brasil.

La causa judicial está absolutamente paralizada, en 2012 aún no hubo siquiera una indagatoria a los tres sospechosos a pesar de los testigos y otras pruebas que los incriminan.

Rosa, madre del principal sospechado, está ensayando una selección de tragedias griegas bajo el título de “Las madres de Eurípides”, son heroínas del trágico griego, madres que reclaman justicia.

Paralelamente, el mismo director viene preparando otra obra que se llama “Los hijos de Rosas” acerca de la familia clandestina que formara Juan Manuel de Rosas con su criada Eugenia Castro.

Una llamada telefónica informa a Rosa que su hijo está detenido acusado del crimen de la playa. Ella y el marido, familias de arraigo en la sociedad correntina, reaccionan buscando desesperadamente defender a su hijo de las acusaciones, pero hay testigos de cargo dentro de sus amistades y otro secreto que se revelará en el momento menos oportuno: un hijo bastardo, como “los hijos de Rosas” cae como un peso en medio de la crisis.

Cada personaje va revelando sus intereses más íntimos en un juego de mezquindades y ocultamientos. El gerente de banco únicamente se desvela por su imagen pública. La protagonista, por lo que cree que es su “deber de madre” consiente el ocultamiento.  

La obra es un ensayo de teatro, el centro es el personaje del director que de algún modo representa la única voz que no tiene doble discurso: solamente su obsesión por el arte como purificación de la criatura humana que ve deshacerse ante sus ojos en esta encrucijada desatada por un crimen. 

Los personajes son los que ensayan y están expuestos a sí mismos frente a un público al que interpelan a través del discurso teatral. Con Federico Alí, Vanina Cavallito, Juan Matias Grassi, Mariana Medina, Juan Manuel Romero, Claudia Elena Villa.

Dirección de Jorge Graciosi.

 

_____________________________

 

Crítica especializada (fragmentos)

“El espectador percibe, a nuestro parecer, que a este canevá teatral lo hemos confeccionado entre todos, porque en mayor o menor medida la historia nos une con siglos de violencia y actos atroces que nunca, lamentablemente, recibirán por parte de la justicia y de la sociedad su real castigo.

Quizá en última instancia, Los hijos de Rosas, es más que un relato que incluye tres micro-historias sin un cierre, es la propuesta de un teatro comprometido con nuestra memoria colectiva e individual que intenta que no se adormezca en “el teatro de la vida”.

Azucena Joffe, (Luna Teatral)

_______________________________

“La dirección de Jorge Graciosi logra, con categoría, la conjugación de todos los elementos, diagramando además, un excelente uso del espacio, lo que le otorga a la obra un gran dinamismo y un toque único que mantiene al público todo el tiempo atento a todo lo que sucede.

Una ficción que se nutre de la realidad. Donde poco a poco se van diluyendo los límites entre ambas, porque nuestras historias y nuestros sentimientos tal vez ya fueron contadas por el arte y sobreviven en él en cada representación”.

Gustavo Eduardo Rosatto

____________________________________

 

“Vanina Cavallito, como Lucía, le pone garra y ternura a ese personaje sensible y, como Manuelita (hija legítima de Rosas), se manifiesta altanera y arrogante, tal niña de la alta sociedad.
Juan Matías Grassi, como Gastón, saca su interior en escena, dándole un carácter emotivo, y. como Adrián (hijo no reconocido de Rosas), se revela ante la injusticia social, con ira incontenida. Yanina y Juan Matías, son dos jóvenes actores en ascenso.
Juan Manuel Romero, interpreta muy bien el rol de Aníbal, un hombre más como tantos, interesados sólo en la apariencia y en lo material.
Rosa, es Claudia Elena Villa (destacada su interpretación), una mujer actual, segura de sí misma, pero a la hora de decidir sobre lo que debe hacer con su progenitor en problemas, duda, se siente acorralada.


Mariana Medina, con un perfecto perfil, es Celeste, una mujer vacía, pero al final, sabia…
Para resaltar es, como utilizan a pleno el espacio teatral, generando un lazo invisible con el público, traspasando esa pared que separa, logrando una totalidad que nos abraza y nos incluye.

Recomendada, porque es una puesta muy desafiante, ya que, hay que estar atentos para captar y no perder detalle.
Muy buena propuesta”.

 

Estela Gómez

______________________________________

 

“Actuaciones intensas, guión comprometido, sentidos contradictorios, realidad y ficción. Esos son algunos de los ingredientes que disfrutará quien vaya a ver “Los hijos de Rosas”.

La obra es un drama, pero contiene momentos de humor creativo interpretados sagazmente por los actores. Una historia sin principio ni final, que invita a la reflexión de la mano de personajes elocuentes y definidos.

Del director Jorge Graciosi, con libro de Alejandro Bovino Maciel, y las geniales actuaciones de Claudia Villa, Juan Manuel Romero, Federico Alí, Mariana Medina, Vanina Cavallito y Juan Matías Grassi”.

 

Desirée Galizia, (Comunicación Posmoderna)

 

__________________________________

 

 

“En ‘Los hijos de Rosas’, el autor vuelve a jugar con las líneas del pasado y el presente, aportando un texto que se remite a hechos reales refuncionalizados en virtud de su propuesta estética. Una vez  más la violencia se hace presente y desarticula cualquier construcción positiva. La común unidad se enhebra en la reunión de los cuerpos, en el intercambio fructífero del uno con el otro complementario. Un trueque que no puede concebirse a distancia, o escapando al compromiso presencial”.

 

Carlos Fos, AINCRIT, Asociación Argentina de Investigación y Crítica Teatral.

 

___________________________________

FICHA TÉCNICA:

 

Mauricio:                  Federico Alí

Lucía/Manuelita:   Vanina Cavallito

Gastón/Adrián:       Juan Matías Grassi

Aníbal:                      Juan Manuel Romero

Rosa/Hécuba:          Claudia Elena Villa

Celeste:                     Mariana Medina

 

Diseño sonoro:        Malena Graciosi

Diseño luces:                       Lautaro

Operación técnica:  Oscar Canterucci

Asesoría vestuario:            Miguel Pencieri

Diseño Gráfico:       Anahí Afriol

Producción Ejecutiva:       Pilar Ortiz

Asistencia dirección:          Belén Muñoz

DIRECCIÓN:                        JORGE GRACIOSI

 

 


Publicado por talomac @ 21:33  | Literatura
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios